POSTS RECIENTES: 

FIT-OBSESIÓN

Quiero hablar de la obsesión por el fitness y su confusión con el culturismo/competición de bikini fitness, la importancia de las redes sociales y cómo todo esto afecta a tantas personas (sobretodo chicas jóvenes) que han sufrido anorexia u otro trastorno alimentario basado en el control o a tantas otras personas que pueden llegar a desarrollarlo.

En estos trastornos/problemas las personas suelen sentirse más fuertes y mejor por conseguir controlar cosas que muchas otras personas no son capaces de controlar (la comida, los estudios, los horarios…). Controlar con éxito lo que comen les ayuda a paliar el dolor, preocupación, miedos, etc. de tantos otros aspectos de su vida que no pueden controlar. Tienen un rígido control como armadura de protección ante los imprevistos que pueden surgir en la vida. Con ello buscan una versión ideal de mujer que en su mente se distorsiona cuanto más adelgazan… De tanto que se autocontrolan y autolimitan, acaban ciñendo la armadura y aprisionando cada vez más hasta que consiguen ahogarse y dejar de respirar.


Con la moda del FITNESS ha habido muchas recuperaciones de este tipo de problemas ya que por fin consiguen entender y ver una forma de comer sin engordar: hacer ejercicio. Una esperanza para todas aquellas personas que tanto han sufrido dejando de comer y dejándose morir lentamente ahora pueden comer cantidades impensables de comida porque la queman y su organismo funciona correctamente. El ejercicio y la alimentación saludable les ayuda a relajarse, aumentar la masa muscular, entender la importancia que tiene la nutrición y sus beneficios en el cuerpo y consecuentemente mejorar su autoestima y fuerza física y mental… Pero cuando se pasan de un control excesivo a otro, no es ser fitness.


Fitness se refiere a un estado de salud general: significa estar en forma, comer saludable y realizar ejercicio de forma regular para sentirse y verse bien y estar sana. El problema llega cuando se crean las modas y se sacan de contexto los hechos. Muchas chicas con miles de seguidores están haciendo mucho daño sin saberlo, promoviendo la obsesión no solo por la comida sino por el cuerpo. Tienen dietas estrictas y reducidas en cuanto a cantidad y elección de alimentos, largas horas de gimnasio en las que se incluyen sesiones de pesas y ejercicio cardiovascular, incluso entrenan dos veces al día, promueven una vida sana en la que la mayoría de alimentos tienen una lista de ingredientes larguísima por la cantidad de químicos que contienen (eso sí, calorías y azúcares 0), no salen de su entorno y si lo hacen es con sus tuppers con comida preparada. No hay lugar a la improvisación, flexibilidad o descontrol…

Cómo identificar cuando alguien tiene un trastorno?

  • Priorizan siempre por todo lo que tenga que ver con el gimnasio y la dieta

  • Aislamiento: los expertos deportivos aseguran que sacrifican cualquier otra cita antes que la del gimnasio, se sienten a disgusto si un día no realizan su entrenamiento, dejan de tener eventos sociales si no es con personas que comparten el mismo estilo de vida…

  • Ansiedad general, enfocada tanto en la comida por las restricciones como en cuanto al estrés al que someten al cuerpo por tanto ejercicio, dieta estricta, etc.

  • Pensamientos obsesivos: con lo que voy a desayunar, comer, merendar, cenar, preparar las comidas antes y los tuppers, las horas de gimnasio, de trabajo/estudio (si los hay), tomar los suplementos de forma rigurosa en ayunas, antes y después de entrenar, etc. Todo gira entorno a su control de la dieta y el ejercicio del día a día.

  • Pensamientos autodestructivos si no realizan todo el ejercicio que deben hacer o no cumplen la dieta exactamente como deben

  • No dormir correctamente o las horas suficientes por llegar tarde del gimnasio o levantarse antes para ir, para hacer el cardio…

  • Desajustes hormonales: muchas chicas pierden la regla y no le dan ninguna importancia cuando es algo antinatural provocado por ellas mismas…

  • Problemas digestivos: digestiones pesadas, gases… por el exceso de proteína y falta de asesoramiento nutricional pueden crear desajustes en su cuerpo generando problemas de diversa índole. Además, al no estar acostumbrados a comer nada que salga de sus pautas marcadas, cuando ingieren algo diferente pueden presentar muchos dolores por lo que ya tienen excusa para no volver a hacerlo más.

  • Entra y se compara constantemente en las redes sociales, realizando las dietas de otras personas e imitando sus comportamientos con tal de conseguir ese cuerpo. No se tiene en cuenta las circunstancias de la otra persona, ni su estado de salud física/mental ni el tiempo que deja de dedicar a otros ámbitos de su vida, si los tiene.

  • Dedicación pura: estudian y trabajan en relación a la nutrición, fitness, deporte, nutrición deportiva, suplementación, etc. Por lo que pueden pasar todo el día dedicándolo a lo que más les gusta y más feliz les hace que es entrenar y no comer nada más de lo pautado en la dieta.

  • Dismorfia corporal: no se ven nunca como les gustaría y siempre hay algún otro defecto físico a mejorar. Además valoran en exceso que la piel esté pegada al músculo y se marquen todas las venas y músculos del cuerpo.

  • Promueven un estilo de vida saludable cuando una OBSESIÓN JAMÁS SERÁ SALUDABLE. Lo definen como constancia, esfuerzo, motivación, sacrificio… En la medida en la que uno lo disfruta y no le interfiere en ningún otro aspecto/ámbito de su vida, puede ser así. Si bien, cuando tienen tal ansiedad por la comida, sus pensamientos solo giran en torno a un tema, hay preocupación o emociones negativas si no realizan su rutina o se salen de ella…

  • Toma más suplementación que comida. La suplementación puede ayudar, puede ser necesaria en muchos casos pero no es imprescindible ni debería sustituir la comida. Ejemplo de desayuno: vitamina c, magnesio y potasio, omega 3, CLA, termogénico con carnitina y multivitamínico con una fruta, una clara de huevo y sin hidratos porque está en “descarga”

  • Se miran constantemente en el espejo, se graban mirándose al espejo, se hacen múltiples fotos diarias de sus músculos marcados, abdomen plano, glúteos ... y "selfies" en el gimnasio o con su comida... Y lo muestran cada día en sus redes sociales con miles y hasta millones de seguidores...

Muchas de las personas que compiten reconocen que no es sano lo que hacen y que son numerosas las secuelas que quedan por hacer cargas y descargas de hidratos, diuresis, utilizar tanta suplementación, hacer tanto ejercicio sin energía ni ganas, etc.


Para ser “fitness” o estar saludable y en buena forma, teniendo el cuerpo que quieres tener, puede parecer paradójico... pero tienes primero que ACEPTARTE. Aceptarte como eres y valorar lo que tienes, lo bueno y lo no tan bueno. No limitar lo que vales a un nivel físico. Cuando las personas que te quieren te ven o dicen cosas buenas, será por algo. Créetelas e indaga cuántas más tienes escondidas que no potencias por no verlas ni sacarlas a la luz. Nadie es perfecto. Todos tenemos defectos que a algunas personas pueden hasta parecerles graciosos, bonitos o entrañables y esas son las personas que necesitas a tu lado. Si a alguien no le gustan tus defectos te tiene que importar bien poco, lo importante es que los aceptes y mejores por y para ti. Es curioso que hay muchas cuentas que expresan la importancia de la aceptación pero pasan por operaciones estéticas, la importancia de comer de todo pero son estrictos en la dieta, la importancia de la flexibilidad pero remarcan la fuerza, constancia y disciplina que aplican en su día… Sabemos la teoría pero la práctica diaria y privada de cada persona es otro mundo, no vivas tu vida en función de las condiciones de la de otra persona. “Yo soy yo y mis circunstancias”

Recuerda que en la vida hay prioridades: el deporte y la alimentación saludable son necesarios y deben formar parte de nuestra vida la mayor parte del tiempo, pero eso no implica que no puedas comer lo que quieras en días concretos, eventos especiales o cualquier otro momento que lo desees. Lo ideal es compaginar un estilo de vida saludable con los otros ámbitos de tu vida como el trabajo, las relaciones sociales, la familia, tus hobbies, viajes, etc.

Además, para conseguir un equilibrio entre cuerpo y mente debes disfrutar del camino: comer alimentos que te gusten (probar alimentos nuevos, buscar la forma de que te guste todo aquello que antes detestabas, añadir especias, cambiar la forma de cocinar, poner en práctica las recetas de otras personas o las tuyas propias) y realizar ejercicios de forma que disfrutes (no tienen por qué ser en un gimnasio, puede ser al aire libre, un deporte en equipo, ejercicios en casa, practicar tu flexibilidad, etc.)



Intento hacer un poco de hincapié en la importancia de lo que hacemos y la información que damos y transmitimos en las redes sociales. Aunque yo promueva la no obsesión no sirve de nada si no llega a esas personas que tanta influencia tienen. Espero que podamos ayudar a muchas personas que están siendo influenciadas por este fenómeno.

Politica de privacidad

SÍGUEME:
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle