SÍGUEME:
  • Facebook Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
POSTS RECIENTES: 

18/4/2017

Please reload

NAVIDAD ESTRATÉGICA, NUTRICIONALMENTE HABLANDO

22.12.2016

En la entrada anterior hablamos sobre estrategias para sobrellevar la Navidad a nivel psicológico y mental, sobretodo enfocado a personas con una relación tormentosa o dependiente de la comida. Hoy los tips van enfocados a las personas que llevan tiempo en un plan de pérdida de peso y no quieren que ese esfuerzo se desvanezca o para personas que simplemente no quieren engordar porque se cuidan pero ese pensamiento no es recurrente ni de forma obsesiva, simplemente es Navidad y todos sabemos lo que representa.

 

En la gran mayoría de revistas, blogs de moda e incluso en las noticias nos dan consejos al respecto así que voy a hacer una recopilación e intentar aportar lo que pueda:

 

1. Todo cuenta. Es Navidad, ¡Oh, qué bonito! ¡La magia de la Navidad! Muchas veces la mentalidad dicotómica nos lleva a pensar que "ya que no voy a poder comer perfecto o todo lo saludable que me gustaría, me paso al otro extermo y como todo lo que me apetezca ahora que ya en enero me pongo enserio". No lo hagas, sé consciente de que estos días de fiestas se come de más y hay muchos alimentos altos en calorías y bajos en nutrientes, sí, pero si los comes desde la consciencia plena no vas a necesitar comerte toda la tableta de todos los turrones de la mesa. No comas como si no hubiera un mañana y no empieces desde que traen los turrones al Mercadona (Octubre) hasta Febrero, que aún quedan cajas de polvorones por casa y "hay que acabarlos"... Come tranquilamente lo que te apetezca cuando te apetezca. La prohibición aumenta el deseo y no necesitas estar constantemente restringiéndote porque entonces es cuando aparece la necesidad de irme al lado contrario y a los excesos. En los excesos de forma reiterada y constante es cuando se llega a engordar, no por un día de excesos ni dos ni tres de forma puntual. 

 

2. No comas por los ojos. Hay tanta comida que es difícil evitarlo pero no comas por comer y de forma automática sin pensar ni disfrutar. Come con conciencia, si no eres consciente de lo que estás comiendo... ¿Para qué lo estás comiendo?

 

3. Sé selectivo: coge primero lo que más te guste y deja para el final de lo que puedes prescindir. Así no te llenarás desde el primer momento con alimentos o platos que no te gustan tanto y podrás probar todo lo que te gusta. Como consejos de nutrición puedes priorizar por un plato principal con proteína (pescado, carne, marisco...) y si se elige un principal más calórico, acompañarlo de canapés a base de verduras o ensalada para saciarte con ello. Intenta evitar alimentos muy grasos y fritos en excesos (aunque no suelen estar presentes en Navidad).

 

4. Moviliza la energía. Lógicamente, en Navidad comes de más... Si escuchas a tu cuerpo seguramente te diga: "muévete más". Lo agradecerán tus digestiones, tu pesadez y tu cuerpo en general.

 

5. No ayunes de forma prolongada o intencionada ya sea porque quieres compensar o en anticipo porque prevees que por la noche habrá mucha comida. Ayunar cuando no se tiene hambre es algo totalmente natural pero si no estás acostumbrado a ayunar de forma natural o entrenada y adecuada guiada por un profesional, no es momento ahora de practicarlo. Lo único que conseguirás es tener más ansiedad por la comida cuando llegue la cena y puede desencadenar en una sobreingesta abrumadora.

 

6. Cocina tú. Tanto si organizas tú la cena como si asistes a casa de alguien. En este último caso, puedes llevar algunos snacks saludables o postres ligeros basados en fruta y predicar con el ejemplo. Siempre todo lo casero será más saludable y con menos grasas trans y azúcares que lo prefabricado/precocinado pero aun así recuerda que lo más importante de la fiesta no tiene que ser la comida. Come lo que te apetezca, de forma tranquila y saboreándola, no desde el miedo, obsesión o preocupación por si es saludable o no, las calorías que tenga, etc.

 

8. Al día siguiente: Intenta comer lo que el cuerpo te pida, no comas por obligación o porque es la hora. Si no tienes hambre, no desayunes o no comas, no fuerces el estómago si eres capaz de escuchar las señales que te envía. Escucha tu cuerpo, que es muy sabio. 

 

9. Toma mucha agua. Tu cuerpo no está acostumbrado a tal cantidad de comida y el agua ayuda a hacer la digestión y depurar la inflamación o retención de líquidos normal de esos días. También puedes tomar tés diuréticos o infusiones y tomar alimentos ricos en agua y que ayuden a depurar: limón, pepino, piña, kiwi... Aún así recuerda que el cuerpo sabe lo que hace y eliminará cuando toque lo que necesite, no podemos controlar nosotros la cantidad de veces que late el corazón ¿verdad? ¿Porque creemos que sí podemos controlarlo entonces con respecto al peso? El peso subirá al día siguiente pero bajará en cuanto vuelvas a la normalidad.

 

10. Alcohol. Si no bebes por el motivo que sea, mejor. Pero si te gusta y te apetece beber, no dejes de hacerlo en Navidad por no engordar... Toma conscientemente, es importante beber lento para: primero de todo, saborearlo y segundo, que no suba demasiado rápido y bebas de más con las consecuencias fisicas que eso supone. Es importante que te asegures de haber comido bien y sobretodo alimentos con vitamina B12 (mariscos, carne, pescado, lácteos y derivados...). 

 

Si aún con estos consejos, al final de la noche te sientes empachado/a (mucho caso no me habrás hecho...) Para las digestiones pesadas, molestias, acidez, gases... Toma manzanilla, hinojo, comino, menta, anís verde, tomillo... o cualquier infusión que las mezcle. Te ayudará a hacer la digestión y calmar los dolores que pueden provocar las grandes cantidades de comida ingeridas en un largo lapso de tiempo y en forma de picoteo. Otro producto que ayuda es sal de frutas, almax... Cada persona tendrá sus estrategias.

 

También puedes aprovechar para estar activo: dar un paseo, bailar, ayudar a recoger... Todo lo que pueda hacer que tu cuerpo se sienta mejor, ¡bienvenido sea!

 

y 11. ¡DISFRUTA! No es una imposición (obviamente), solo es mi forma de desearte de que seas feliz, en Navidad y siempre.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

SÍGUEME:
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

SHEILA MULERO ALMEDA - Aviso de Confidencialidad

 

Este mensaje se dirige exclusivamente a su destinatario y puede contener información privilegiada o confidencial. Si no es vd. el destinatario indicado, queda notificado de que la utilización, divulgación y/o copia sin autorización está prohibida en virtud de la legislación vigente. Si ha recibido este mensaje por error, le rogamos que nos lo comunique inmediatamente por esta misma vía y proceda a su destrucción.En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con la finalidad de mantener la relación comercial. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga dicha relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en SHEILA MULERO ALMEDA estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, portabilidad y limitación del tratamiento, para ello diríjase mediante carta a: SHEILA MULERO ALMEDA - La Orotava – Santa Cruz de Tenerife, o por email a rgpd.nutriestrategic@gmail.com.